Carrito ()
Seguridad al asar: que no cunda el pánico

Seguridad al asar: que no cunda el pánico

En la cocina, los incendios además de los cortes, son los accidentes más recurrentes, por lo tanto, no debés perder la calma en este tipo de situaciones y tenés que saber qué hacer… específicamente en caso de un incendio.

Si sos de las personas que temen hacer comidas a la parrilla porque considerás que tu seguridad y la de los presentes puede estar comprometida, ¡tenés que quedarte a leer lo que hoy tenemos para contarte! Tocaremos los puntos más importantes relacionados con la seguridad al momento de cocinar y asar.

Las medidas de seguridad más importantes al cocinar

Lo primordial es que nunca te falte un extintor en el caso de alguna emergencia. Esto es indispensable, y si lo tenés, recordá realizarle los correspondientes mantenimientos al menos 2 veces al año.

Además, es importante que la cocina o el lugar en donde tenés la parrilla, sea un espacio en donde haya un flujo constante de ventilación, esto, para evitar la acumulación de gases en caso de que haya una fuga.  De hecho, durante los incendios y fugas de gases, las muertes son provocadas por asfixia.

¿Qué hacer en caso de un incendio?

A pesar de tomar en cuenta todas las precauciones y cumplir con todas las medidas de seguridad, a veces los accidentes son inevitables, pero, sí que se puede actuar cuando suceden, entonces, ¿qué es lo que podés hacer en caso de un incendio?

  •         Si estás cocinando y hay un incendio debido al aceite o grasa de los alimentos NO tenés que utilizar agua para intentar extinguirlo. Este es el peor error que podés cometer. Lejos de apagar el fuego, lo que harás es propagarlo y salpicar el aceite por todos lados.
  •         De igual forma, si estás cocinando y ocurre un incendio, tenés que cerrar inmediatamente todas las manillas del gas y colocar la comida en otra superficie de la cocina, de esta forma se apagará rápidamente el fuego.
  •         En dado caso de que estés asando carne en una parrilla y ésta se encienda, colocá rápidamente un trapo seco para ahogar el fuego. En cambio, si es una barbacoa, bajá la tapa y cerrá todas las ventanillas de ventilación. Si es una parrilla de gas, cerrá la manilla del gas.

De igual forma, podés seguir estos consejos si tu método favorito para cocinar es el asado mediante parrilla:

  1. Mantené la parrilla a una distancia mínima de 3 metros de cualquier material inflamable. En caso de ser una bombona a gas, igualmente.
  2. NUNCA utilices la parrilla en interiores. Incluso si están bien ventiladas.
  3. NUNCA utilices alcohol u otros combustibles para intentar encender el fuego.
  4. Mantené a los niños alejados de la parrilla.
  5. Utilizá la parrilla en sitios nivelados.
  6. Luego de terminar de cocinar en una parrilla a gas, primero cerrá el flujo de gas de las hornillas y después la manilla de la bombona.

Estos son solo algunos de los consejos más importantes que hay que seguir para evitar que accidentes comunes que ocurren al asar en parrilla o cocinar se conviertan en tragedias. 

 




Dejar un comentario

Loading...